martes, 11 de abril de 2017


Asi es como se me han puesto los pelos al leer hoy el periódico, pero como es posible que haya seres humanos en el siglo 21 que sean capaces de matar
 Bombardear ciudades llevándose  por delante casas  y pueblos enteros llenos de gente inocentes para luego con voces caritativas intentan ayudarles cuando sus países confortables  les cieran las puertas ´no los quieren, porque algunos de sus compatriotas  son tanto más animales para perpetrar verdaderas matanzas con  un terrorismo aterador. Se esta creando  un sentimiento de miedo al otro, de desconfianza mundial, ya nadie se fia de nadie.. y mientras en vez de  mundializar la educación , gastar en cultura
Ayudar a los pueblos con cariño y tolerancia a evolucionar poco a poco, fabricar alimentos en vez de bombas costuir viviendas y hacer pueblos seguros sin violencias odios, que no veamos más niños huérfanos por culpa de otros seres que se creen en posesión de la  verdad. Que ya está bien de guerras. Leer las historias de todos los pueblos, igualmente sus distintas religiones, todo igualmente respetables.
Como escarpias se me ponen los pelos cuando oigo cuando algún bestia pronuncia  la tercera guerra  mundial. Guantamo debía agrandarse para llenarla de políticos culpable de ella si llegara a producirse.
Los pueblos quieren vivir los 4 dias  de los  que consta nuestra existencia en PAZ. Que los dioses de todos los pueblos se ponga  de acuerdo, si es que existen, y que mis biznietos conozcan  mejores tiempos. AGUR

                                               Marisa Alfaro

jueves, 12 de enero de 2017

Navidades 2016

Unas Navidades pasadas en familia — ¡y qué familia!, más bien un familión, pues en  Nochebuena nos juntamos los 25 — .Y yo, con mis 88 años, aún estoy que no me creo lo bien que ha resultado todo, pues tengo unos hijos que valen lo que pesan. Entre los hijos, sus mujeres y los nietos, todos a una, han ayudado a que todo pasara con alegría y buen humor. Además, este año el último biznieto, Tristán, de cuatro meses, que es una preciosidad, junto con sus  primos Aimar y Marcos nos alegraron la casa. Ha habido que añadir mesas llegando hasta el cuarto de estar, pero ha merecido la pena. La pena fue el tiempo que tuvimos, unas nieblas y unas temperaturas muy bajas, que a la tercera edad nos tuvo sin pisar la calle varios días. Yo ya poco puedo hacer, pero aun así aún ayudé sentadica en la cocina a preparar alguna cosica. Procuré tener muchas cosas compradas de antemano y la casa lo mejor preparada que pude, con la interina que cada día me tiene que ayudar más Todos a una prepararon mesas, camas…  y ayudaban en la cocina al gran Chef que es Eduardo, que no para de guisar y siempre nos sorprende con alguna cosa nueva. Este año Luis Txiki también nos deleitó con unas “galetes” (creo que se decía así), clásicas de Bretaña, que es donde viven. Vinieron  con unos productos para mí desconocidos, zanahorias amarillas y rojas, rábanos gigantes, nabos inmensos, patatas… en fin, de todo de aquellas tierras. Las  croquetas de Eduardo, riquísimas, La sopa de almendra o sopa cana con la almendra que trae María de Italia, buenísima. La macedonia la hacía otros años Eduardo, pero en vista del aumento familiar este año la hicieron los de La Plana, Atxu y familia, y fue un éxito, pues además que tuvimos para tres días, el picado ganó al de Eduardo que había hecho historia. A veces esto parece un cuartel de las cantidades que se come la juventud... y alguna no tan joven (ME HAN CAÍDO 2 KG,  ASÍ QUE AHORA CUANDO ACABE TODAS LAS SOBRAS, PROMETO CUIDARME, que a lo mejor me llega agosto.
De la Noche Vieja no sé ni qué contar, de tanto como podría decir. Las migas buenísimas, los biznietos hicieron sus gracias bailando y los mayores cantando con el acompañamiento de las guitarras. Las uvas las comimos según la tradición, con las campanadas de la Puerta del Sol, llenando el comedor con todos dándonos los abrazos comenzando el año 2017. Estas Navidades no hemos tenido de malo más que la niebla. Después comenzó el desfile, unos para el norte, otros a la Ribera, otros a Pamplona, gracias a Dios todos hicieron bien el viaje de retorno, teniendo los de Francia que partir el viaje con estancia de una noche en casa de amigos, pues hasta donde viven hay una kilometrada.
Ahora vuelta a la normalidad, el tiempo va mejorando y hoy al fin lloviendo, los de Sainte-Sigolène con nieve, Tristán en la guardería e Itziar con un trabajo nuevo en un colegio no muy lejos de su casa en Tudela, media jornada durante todo el curso, está contenta. Por Pamplona, Fefa con catarro, Ainhoa con esguince y los demás sin novedad. En los Hualdes hoy esperando noticias de Isabel que anoche voló rumbo a Nueva York. Y por fin acabo sin politiquear, pues he tenido vacaciones y al retornar el asunto veo que se ha avanzado poco, así que Agur y VIVA LA REPUBLICA.
Creo que se merecen también un recuerdo los cardos y demás productos que nos traía Atxu del huerto que cultiva en colaboración con Kinke, todo un éxito, además del rico aceite de oliva de sus propios olivos. Ahora seguiremos con la calabaza.
También merece la pena comentar la preciosa foto familiar que nos ha hecho Atxu, y que hoy me trae ampliada para colocar en el cuarto de estar, todo un artista de la fotografía. Gracias a todos.


viernes, 26 de febrero de 2016

EL DEDICO DE LA ABUELA



Nunca hubiera pensado que mi dedico se hiciera tan famoso dentro del ámbito familiar, por supuesto. Con mis  87 años manejo casi perfectamente el ordenador. Todos los días me leo la prensa, los distintos blogs de mis nietos, mi  correo electrónico, que me pone al día en mi relación con mis amigas, adictas como yo a los adelantos electrónicos, que hace de nuestra vejez una época muy agradable, desde luego contando con la salud que es lo principal. Mi  dedico lo primero que acciona, cuando abro el ojo, es la radio que tengo en la cabecera de la cama, mi dedico empieza el día. Luego acciono el mando para subir la persiana , que la puse eléctrica para no tener que tirar de la cuerda, pues es bastante pesada. Mi dedico enciende el teléfono móvil y leo los distintos “watsApps” de hijos y nietos que después de darme los buenos días, normalmente me dan el parte meteorológico del  sitio donde viven o están en ese momento. Hoy nieve y frío en Pamplona; comiendo en mangas de camisa con sol y 21 grados el que visita Málaga; frío y cierzo para el que vive en Tudela; el que vive en el mismo sitio que yo me saluda con una preciosa foto de la amanecida que se ve en un instante que ha asomado “Lorenzo”. Y sigo con mis nietos. La  primera desde los Vosgos en Francia, frío y nieve pero contemplando los Alpes cubiertos de nieve,  o desde Ginebra donde frecuentemente trabaja de traductora. El segundo en un largo viaje por Laos, desde donde su hija me alegra la vida con su blog enviándome preciosas fotos de todo lo interesante que están visitando. El tercero, de visita con su señora en Canadá conociendo lo que se respira a 40º bajo cero. Normalmente viven en  Bari (Italia), así que esperemos que María no regrese convertida en un témpano. La cuarta, por Bilbao, tiene a mis dos biznietos de 2 y 5 años que son la alegría que llena mi casa con sus dos perras diminutas blancas y graciosas. En Tudela, tengo a dos preciosas nietas con la carrera de Magisterio infantil  y esperando oposiciones, y mientras tanto una de ellas en Irlanda para perfeccionar el inglés. En Pamplona, tengo a otra preciosidad de nieta periodista y trabajando. Para el verano en los Vosgos se espera  a la cigüeña, así que estoy  loca de contenta. Es como vivir en el mundo, pues procuro visitar online todos los lugares  adonde van. El mundo es precioso sabiendo elegir los compañeros de viaje.
Y por fin dos chicazos que son a los que tengo más cerca y a los que acudo cuando necesito algo. El mayor ha terminado ya la carrera de Ingeniería industrial y el segundo está en ello.
Mi dedico sigue su trayectoria, enciende la cafetera, la tostadora, la lavadora, después la jarra para calentar el agua y tomar una tisana. Pero es curioso dónde se ha hecho famoso mi dedico, con mi teléfono móvil. Pues cuando lo enciendo, no sé qué demonios hago que siempre me sale quien según yo no he llamado. Entonces uno de mis hijos dice no os preocupéis, es el dedico de la abuela.

sábado, 16 de mayo de 2015

un sueño

UN SUEÑO
Estaba muy cansada, sentada en la butaca, sentí que mis ojos se cerraban y un dulce sopor invadía mi ser .La película de la tele no debía de ser muy interesante, pues si no, no me produciría semejante sopor.
Sentí que algo se posaba en mi cuerpo, como un dulce cosquilleo , mis pies mis tobillos mis piernas, mis muslos. En la tripa en el ombligo, alrededor de el e incluso sentí que quería penetrar por el. Yo no sentía la butaca, pues flotaba en el aire sintiendo una suave brisa , el cosquilleo seguía subiendo por mis pechos mi cuello, la cabeza en la que permaneció mas rato, llego a las orejas, suave como tímido como con miedo de penetrar en aquel profundo agujero, fue hacia la cara, la frente, las cejas, los ojos, la boca y al fin al parecer en la nariz es donde el cosquilleo se hizo mas intenso escuche un aleteo de moscardón y mire para identificar al intruso . Había llegado la primavera y el intruso era un hermoso moscardón, que intentaba polinizar a una hermosa rosa roja, que ¡OH ¡ maravilla de los sueños era yo

jueves, 28 de agosto de 2014

A donde mirar ahora ?



A donde mirar ahora?

Siempre me ha gustado,
Mirar al cielo
¿Soy romántica?
Creo que sí,
ver amanecer,
me emociona,
las rojas puestas de sol
me parecen
el mejor espectáculo del mundo
contemplar una aurora boreal
me resulta alucinante
pero hoy mi cielo no es el mismo
pasan aviones llenos de bombas
dispuestos a matar a seres inocentes
¿podrá el mundo algún día limpiar  mi cielo
de tanto asesino suelto.
Podré algún día,volver a disfrurar
De mi limpio cielo.
Pero mientras tanto
¿a donde puedo mirar?

jueves, 26 de junio de 2014

los mayores defraudadores




. Al principio

                   Los mayores defraudadores
Se llamaba Rogelia. Era una niña preciosa, rubia con unos ojos inmensamente azules y llegó a la vida con la primavera. Sus padres eran una pareja de enamorados llena de ilusiones, ante la vida y el primer fruto de su unión. Todo en aquel hogar era una fiesta continua. Los padres miraban como crecía Rogelia sin tiempo casi para mirarse ellos con esas miradas llenas de un amor intenso. A Rogelia le gustaba mirarlos sobre todo cuando frente al televisor juntaban sus manos haciendo un pequño puente entre las dos orejeras del salón. Ella acrecía feliz y se desarrollaba normalmente. Su primer anjo ,sus primeros dientes, sus primeros pasos y su primer día de cole, todo era motivo de alegría en el hogar. A medida que ella iba teniendo conciencia de lo que es la vida, el puente que sus padres formaban con sus manos unidas entre las dos butacas del salón había momentos en que desaparecía, así como en sus miradas no veía el amor de antes, que reaparecía únicamente cuando esas miradas se dirigían a ella . Rogelia no podía comprender y empezó a soñar que se caía en un inmenso vacío Al principio sintió un miedo horroroso, pero al final aparecieron unas manos llenas de amor que la estaban esperando, que la cogían unas veces eran las de su padre y otras las de su madre.
Así fue creciendo hasta cumprir los diez años .En su hogar el amor tomó nuevos rumbos y su padre un día no vino a cenar, otras veces era su madre la que salía con amigas que antes no existía. Al final la terrible palabra divorcio  se pronunció en aquella casa que había dejado de ser su hogar. Empezaron el reparto de cosas y amores Rogelia una noche soñó que caia por aquel vacio inmenso que ya conocía, descendía tranquila, confiada en que unos brazos llenos de amor la  esperaban,, pero cuando llego al final, un final que le pareció más largo, vio como un grupo de manos, más bien manitas de niños la esperaban y cogían con gran cariño y lloró, al sentir en su corazón algo nuevo que empezaba a producirse.
El día que la psicóloga intervino y el juez en presencia de sus padres  le pregunto.
Rogelia tu con quien quieres vivir, con tu madre o con tu padre, ella mirando a sus padres con un inmenso cariño como si fuese la última vez que los iba a ver ,dijo. Yo quiero  mucho a mis padres que me trajeron al mundo con tanto amor e ilusión y no quisiera vivir sin ellos, pero si esto no es posible, no quiero vivir ni con mi mamá ni con mi papá. Es a mis padres a los que necesito.
Po favor dijo dirigiéndose  hacia la psicóloga que los acompañaba, extendiendo sus preciosas manitas, llévame a vivir con todos esos niños que como yo han perdido a sus padres

viernes, 13 de junio de 2014

Una tarde con mis nietos



Tafalla, febrero de 2005 Una tarde con mis nietos

Este domingo pasado he comido con Atxu, Paloma y sus hijos, Irati y Aitor. Cuando he llegado estaban viendo la tele y en la pantalla estaban los campos de concentracion de Alemania comentando los horrores llevados a cabo por los nazis durante la segunda guerra mundial.Al decirles que todo aquello me sonaba a conocido,me asaetearon a preguntas y yo les relataba me experiencia.Cuando yo en aquella época viviendo en Madrid, mi hermano con sus amigos solian visitar la embajada de E.E.U.U que por cierto estaba muy cerca de casa y traian unas revistas americanas estupendas,con un papel y una impresión maravillosas para la epoca.Todo era propaganda americana.Los chicos americanos con sus uniformes impecables,sus casas su familias maravillosas y sobre todo su ejercito, que con su potente armamento estaba ganando batallas sin cuento y entraban en los pueblos liberados del horror nazi triunfantes y los guapos soldados americanos eran besados por los liberados con agradecimiento y alegria,sobre todo las chicas que de paso conseguian un poco de chocolate o un pedazo de pan.

Tambien comunicaban los horrores de los campos de concentración, con unas fotos horribles de hornos crematorios donde quemaban a los judios y demas enemigos del régimen, después de engañarles con una pastilla de jabon haciendoles desnudarse y llevarles a una especie de sala ducha donde los infelices eran obligados a lavarse mientras las paredes de la sala se iban juntando hasta exprimir todos los cuerpos.

De los restos aprovechaban aquellos barbaros todo,el pelo,la piel, algunos miembros que sirvieron para que algunos medicos hicieran sus ensayos de ingertos o experiencias medicas. Despues eran quemados o enterrados en fosas comunes, pues los hornos no daban abasto a tanto trabajo.Las mujeres eran llevadas a los barracones de los soldados en camiones y usadas una y otra vez como prostituas, la mayoria morian enfermas.

La historia más cercana y que narrada hoy parece copiada de una pelicula es la de dos chicos de nuestra edad que aparecieron en el pueblo, iban a la escuela de mí

hermano y se entendieron bien con todos los compañeros, supimos que por medio de la cruz roja habian podido encontrarse los dos hermanos que fueron arrojados del tren por sus padres cuando eran llevados a Alemania a un campo de concentracion; primero tiraron a uno y cuando pudieron al otro, asi que no cayeron a la vez, los dos uno por cada sitio encontraron buenos seres franceses, pues estaban atravesando este país que les dieron cobijo y ayudaron hasta que la cruz roja los encontró y logro reunirlos.Vinieron a Navarra y aquí estuvieron siempre pensando que habría sido de sus padres .Volvieron a Francia y allí encontraron a una chica que fue con sus padres a Alemania y que les comunicó que tanto los suyos como los de ellos habían sido gaseados.


Una de las burradas que mas me impactó y que pienso venía en una de las revistas americanas, era unas fotos de alemanes jugando al tiro pichón con los recién nacidos de las presas.

Mis queridos amigos, espero que sigan viviendo en París, abriendo la puerta con cautela, pues el miedo que se paso en aquella época, no es descriptible,sobre todo

Y sin querer hablar de aquello, queriendo olvidar, cosa que es imposible, de todas formas me parece muy bien que se les diga a los que no lo conocieron lo que pasó, pero cuando en el año 2005 vemos familias enteras sufriendo guerras, fusilamientos, bombardeos, madres desgarradas por el dolor de perder a sus maridos a sus hijos , sus casas y todo ello cometido por países que se dicen civilizados no se me ocurre otra cosa que decir, una frase que tenia mucha costumbre de decir una persona muy querida por mí . MERDE ENCORE